Lennox Mathematics, Science & Technology Academy

Marcha por nuestras vidas: 17 minutos

Después de la tragedia que ocurrió el pasado 14 de febrero, los estudiantes sobrevivientes del a la escuela preparatoria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Fla. se organizaron en protesta en contra del uso de armas militares con el hashtag #NeverAgain, o Nunca Jamas.

Al igual, los organizadores del Women’s March comenzaron #Enough, o Basta, y planearon una marcha el 14 y el 24 de marzo, ambas a las diez de la mañana.  La marcha del 14 duró en total 17 minutos, uno por cada una de las 17 víctimas de Parkland.

El movimiento conmovió a la clase del 2019 de la Academia de Lennox. Por lo cual, ellos se organizaron en protesta para la fecha. Los maestros y la administración de la escuela secundaria escucharon las voces de los estudiantes, y apoyaron el plan de salir de las aulas.

A las diez de la mañana, los estudiantes que decidieron participar salieron de la escuela con carteles. Vestidos de naranja y gritando sus deseos de obtener una reforma de armas, ellos mostraron su activismo en familia, con ganas, y orgullo, siéndole fieles a la consigna de la secundaria.

This slideshow requires JavaScript.

Tan sólo un mes antes, Nicholas Cruz sonó la alarma de incendios de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas. La alarma causó la evacuación de varias aulas. Cruz, de tan sólo 19 años, disparó en contra de los evacuantes, resultando en la muerte de 14 alumnos y tres trabajadores. Inmediatamente después, la conversación sobre el uso de armas de asalto comenzó de nuevo. ¿Como pudo Cruz obtener un arma de asalto legalmente, entrar a Marjory Stoneman Douglas, y matar a 17 personas?

“El papel que el gobierno tiene que tener es [en la] reestructura [de] las leyes de las armas de fuego,” dijo Maricielo Portugal, estudiante del onceavo grado de la Academia de Lennox. “Tienen que incrementar y ser más disciplinados [en] los exámenes de salud mental de los clientes.” Portugal dice que hay mucho trabajo por hacer y se tiene que demandar una reforma de armas.

“Es devastador que los tiroteos en las escuelas continúen,” dijo el estudiante de diecisiete años, Christian Uitz. Él marchó porque cree que deberían de incrementar la regularización de la venta de armas.

El viernes, 16 de marzo, la Academia tuvo su concierto anual de primavera, en cual los estudiantes cantan canciones populares. La banda Sad Boyz, compuesta de estudiantes del doceavo grado, cantaron la canción “Pumped Up Kicks” por Foster the People. La canción se trata de los tiroteos escolares, y la necesidad que las víctimas corran más rápido que las balas. Los miembros, Juan Paramo, Gonzalo Diaz, Bryan Acosta, Justin Guzman, Danny Vargas y Francisco Ortiz dedicaron la canción a las víctimas de Marjory Stoneman Douglas y comenzaron pidiendo una reforma de armas.

“Como todos han de saber, los Estados Unidos ha pasado por demasiadas tragedias en el 2018,” dijo Juan Paramo, unos de los cantantes. “Los tiroteos escolares se han vuelto más comunes, y nosotros sentimos que es nuestra responsabilidad en crear conciencia hacia estos eventos desafortunados, y decirle al mundo que ya basta. Estamos aquí presentado [esta canción] como un recordatorio que permanecemos unidos como una comunidad escolar para desafiar la violencia insensata.”

Aunque la mayoría de la escuela marchó a favor del control de armas, varios estudiantes están de acuerdo en que hay mucho por hacer. Portugal, quien marchó, dijo, “No es suficiente. No caminamos los 17 minutos completos y la mitad de nuestra caminata fue en una sección llena de casas.” La gran mayoría de los estudiantes que marcharon se sintieron de la misma manera. Cuatro de estos estudiantes se organizaron para asistir la March for Our Lives, o Marcha por nuestras vidas, en el centro de Los Ángeles.

La protesta comenzó en el cruce de las calles en 6th y Spring St. en el centro de Los Ángeles, y se dirigió norte hasta llegar a Grand Park, enfrente del ayuntamiento de la ciudad. De acuerdo con la página web de la marcha, hubo aproximadamente 846 protestas a través de todo el mundo.

En Los Ángeles, varias celebridades se unieron a los miles de manifestantes, incluyendo Willow Smith, Yara Shahidi, Skai Jackson, Charlie Puth y más. Dos sobrevivientes de Parkland, un sobreviviente de Columbine, Richard Castaldo, y varios estudiantes activistas se dirigieron a las multitudes abogando por una reforma de armas.

El alcalde de la ciudad, Eric Garcetti, reconoció las medidas de control de armas que California y Los Ángeles han impuesto desde hace años, criticando al Congreso y a Donald Trump por su falta de acción.

“Esta es su ciudad, estas son sus vidas, yo me preocupo por ellos y me quitó del camino. Porque yo creo que los políticos deben de seguir a estos jóvenes…y escucharlos,” dijo Garcetti a BuzzFeed News.

Garcetti alabo a los sobrevivientes de Parkland diciendo, “gracias por demostrar más liderazgo de sus secundarias que lo que vemos en los pasillos de Washington y la Casa Blanca.”

Varios contra-protestantes se posicionaron a los lados de la marcha, y ambos partidos intercambiaron fuertes palabras. Los protestantes gritaban “vergüenza” hacia los contra-protestantes, y preguntaban a la Asociación Nacional de Rifles “¿cuántos niños han matado hoy?” Voluntarios se tomaron de las manos y formaron una cadena humana entre los protestantes y partidarios de la Segunda Enmienda.

Aunque la legislación no cambiará de un dia para otro, los jóvenes de este país y de la ciudad de Los Ángeles demuestran que su pasión hacia el control de armas dura más que 17 minutos.

No Comments

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.